El nuevo superalimento: Semillas de Chía

Inicio/El nuevo superalimento: Semillas de Chía

El nuevo superalimento: Semillas de Chía

Eztizen Pérez 11 Apr 2018
Apasionada de la Nutrición Deportiva en Decathlon Durango

Completa tu dieta con las Semillas de Chía

A lo largo de la historia de la humanidad, nuestra generación puede que sea la más sobrealimentada, pero al mismo tiempo la más desnutrida nutricionalmente hablando. La dieta actual llena de alimentos refinados e industrializados han eliminado de nuestros platos cantidad de minerales, vitaminas y nutrientes esenciales. Por eso en este post os presentamos la Semillas de Chía.

Por esta razón, los superalimentos son cada vez más famosos en nuestra sociedad. Estos son ricos en enzimas, vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos, que ayudan a protegernos contra las enfermedades. Llenos de antioxidantes tienen un amplio potencial terapéutico y propiedades anti-microbianas y anti-inflamatorias.

Semillas de chía

Un buen ejemplo de estos superalimentos son las semillas de Chía. La Chía es la semilla comestible de la planta del desierto Salvia hispánica, que crece en México, Argentina y Perú. La denominación que le fue otorgada hace miles de años por las culturas maya y azteca. En esos tiempos precolombinos, la Chía, que en antiguo maya significa “fuerza”, estaba considerado como un alimento fundamental para cualquier persona debido al importante aporte energético que lleva asociado su consumo.

Siglos después, el mundo globalizado no sólo ha recuperado la Chía como ingrediente para determinadas comidas y bebidas, sino que, también, como un alimento esencial para mejorar la resistencia durante la práctica deportiva.

Las semillas de Chía son una importante fuente de ácidos grasos omega 3 y omega 6. También son ricas en fibra (más de un 5% de fibra soluble), proteína (más del 20%), aminoácidos y una variedad de nutrientes, vitaminas y minerales (calcio, vitaminas B, zinc, boro, potasio, cobre y fósforo). También se considera a la Chía una fuente estable de antioxidantes.

Beneficios para deportistas

  • Las semillas de Chía son una buena fuente de proteínas ya que suponen el 20% de su composición. Al ser fuente de proteínas y aminoácidos, también complementan la actividad deportiva, ya que ayudan a construir y regenerar los tejidos musculares.

  • Contiene ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 necesarios para el correcto funcionamiento del organismo y ayudando a reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares.

  • Contiene también minerales destacables cómo potasio, calcio, hierro, zinc, magnesio y fósforo.

Semillas de chía
  • Son una excelente fuente de fibra soluble e insoluble regulando el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

  • Debido a que son fuente de antioxidantes, especialmente flavonoides, juegan un importante papel a la hora de la reducción del colesterol malo y de permitir la correcta circulación sanguínea.

  • Contiene carbohidratos complejos que nos aportan energía durante más tiempo puesto que son liberados lentamente por nuestro organismo.

  • Contiene vitaminas A, E, D y K entre otras.

  • Contiene ácidos grasos instaurados (linoleico) esencial para nuestro organismo.

  • Contiene vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6 y B8).

  • Una de las características más destacables de estas semillas es su capacidad de absorción de agua ya que tienen la capacidad de absorber entre 9/12 veces su peso en agua, por lo que pueden prolongar la hidratación además de  mantener los electrolitos corporales en equilibrio.

Incluir Chía en la dieta de todo deportista aportará, como hemos destacado anteriormente, gran cantidad de proteína de origen vegetal, fácilmente asimilable por el organismo y necesaria para mantener músculos sanos. Su alto contenido de Omega 3 ayudará asimilar vitaminas liposolubles como la A, E, D y K, a reducir los niveles de colesterol y a mantener el sistema circulatorio en perfectas condiciones.

Una buena opción de añadir las semillas de Chía a nuestra dieta es incorporarla a nuestras bebidas energéticas enriqueciéndolas así en carbohidratos, omega 3, fibra, proteínas, antioxidantes y vitaminas y reduciendo su aporte de azúcares y sodio.

Semillas de Chía

Cómo consumir la chía

Se puede consumir de muchas maneras diferentes. La más común es mezclarla con zumos, yogures o agua. En pocos minutos se habrá convertido en un material gelatinoso, ya que la Chía puede absorber hasta 12 veces su volumen, en el que cohabitarán los beneficios de la chía y el sabor del ingrediente utilizado.

También es habitual su uso en ensaladas, directamente incorporadas en crudo. Todas sus propiedades se mantendrán intactas y aportará un contrapunto crujiente muy interesante. Todas estas características hacen de las semillas de Chía una perfecta aliada para aquellas personas que practican deportes de resistencia como el running o ciclismo.

¡Animaos y probadla!

Espero que os haya gustado este post sobre las Semillas de chía. Recuerda que siempre nos puedes dejar tu opinión en los comentarios y echar un vistazo a nuestro Catálogo de Nutrición Deportiva siempre quieras.

Ver Catálogo

Eztizen Pérez
Vendedora de Salud y Aventura
Ven a conocer a Eztizen a la tienda de Decathlon Durango

Bibliografía

Por | 2018-09-25T10:01:15+00:00 abril 11, 2018|Forma física y bienestar, Running|3 Comentarios

Acerca del autor:

Eztizen Pérez
Apasionada de la Nutrición Deportiva en Decathlon Durango

3 Comentarios

  1. Gustavo mayo 7, 2018 en 7:04 pm - Responder

    Enhorabuena por el artículo Ezti.

    Tengo entendido que consumir las semillas de Chia en crudo (sin una previa hidratación, tostado o machacado) hace que perdamos todos sus beneficios porque nuestras encimas digestivas no logran descomponerla y aprovechar así sus nutrientes.

    Sabes algo o has leído algún artículo al respecto?

    Un saludo

    • Eztizen Pérez
      Eztizen Pérez mayo 8, 2018 en 2:18 pm - Responder

      Hola Gus! En primer lugar gracias por seguir el blog! Me alegro de que el artículo te parezca interesante. Como apuntas, es cierto que es recomendable si se van a ingerir las semillas crudas (es decir sin tostar), hidratarlas previamente ya que de este modo se liberarán los “inhibidores de enzimas” que se usan para proteger la semilla y esto hará que sea mucho más fácil de digerir; y por otro lado, facilitará que nuestro organísmo acceda más facilmente a los nutrientes de las mismas.
      Otro punto a tener en cuenta es que si decicimos no hidratarlas antes de ingerirlas, al poder sostener hasta 12 veces su peso en agua, éstas obtendrán todo este agua de la digestión, por lo que en el caso de ingerir mucha cantidad podríamos correr peligro de deshidratarnos.
      Espero que mi respuesta te haya ayudado! Gracias y un saludo!

      • Gustavo mayo 16, 2018 en 1:34 pm - Responder

        Ha sido perfecta!!! Gracias

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de elaborar estadísticas y analizar el uso de la página. Marque la casilla si consiente la instalación de cookies con las finalidades expresadas. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar